El préstamo de dinero de sus amigos y familiares (conocido por sus siglas en inglés FFF Friends, Fools and Family, es decir, Amigos, locos y familiares) puede ser un negocio difícil. El riesgo de arruinar vuestra relación con las personas que os prestan dinero es probablemente una de las mayores preocupaciones. Incluso si tenéis una de las mejores ideas de negocios pequeños en el planeta, es necesario pensar en cómo preguntáis a la gente para invertir en el. Si lo hacéis bien, obtendréis el dinero, el negocio y fortaleceréis vuestras relaciones. Si fracasáis, podréis perder los tres.

Hace muchos años, tuve que pedir dinero prestado a familiares y amigos. Así lo hice, y conseguí lo que quería y pagamos a todos de vuelta. Todos somos todavía una gran familia feliz. Todo el proceso dejo el dinero y el matrimonio de todos intactos. Estos son los pasos que seguí y que os sugiero para vosotros:

1. Formular un mejor y un peor escenario realista y que hacer en ellos.

Por favor, sed realistas. Imagina que tu cuñado viene a pedirte un dinero. ¿Qué tipo de plan te gustaría ver? Aseguraos de que tenéis ese plan listo para funcionar.

Claramente explicad una línea de tiempo para vuestro negocio y el flujo de dinero en efectivo que va a generar. ¿Has explicado los mejores y peores escenarios?. Demuestra cuándo es razonable para que puedas pagar los préstamos.

2. Ejecuta tu plan por otra persona.

Una vez que hayas formulado tu plan, enseñaseló a alguien más listo que tú. Es posible que hayas olvidado algo. Si tienen sugerencias o críticas, no trates de demostrar qué están equivocados. Trabaja duro para ver cómo están en lo correcto, especialmente si lanzas una bola curva (es decir si el proyecto es complicado).

3. Haz una lista de la gente a la que piensas acercarte.

Con un buen plan por escrito, Piensa en quién podría estar interesado y a quien vas a acercarse. Sólo porque alguien tenga dinero, no se convierte en candidato. Sólo ve a la gente que sea razonable, que pueda darse el lujo de hacer frente al peor de los casos, y que no sean un dolor en el trasero. Una vez que pides prestado dinero a alguien, te conviertes en su pareja. Los amigos de Don Corleone en El Padrino se enteraron por el camino difícil. Tu no quiere dormir con los peces… ¿Verdad?

4. No tengas expectativas.

No esperes nada de la gente a la que decidiste acercarte. Ve con la mente abierta y da la bienvenida a su rechazo. Diles que estás en la delantera y vas en serio. Es la única forma en que serás capaz de mantener la relación sin problemas.

5. Ten un plan B – ¿qué pasa si no recibes el dinero?

Antes de hablar con nadie, piensa en lo que podría pasar si todo el mundo dice “NO”. ¿Qué vas a hacer? Si significa que el negocio falla o no consigues los recursos, ¿Puedes aceptar eso? Debes ser capaz de aceptarlo.

Si no, podrás ir con demasiada energía y estrés.

Una vez que puedas aceptar tu peor resultado, serás capaz de mantener tus relaciones, independientemente de cómo sucedieron las cosas.

6. A la altura de tus promesas.

No importa qué ofreciste, debes entregar eso mismo. Si eso significa conseguir un segundo o tercer trabajo para hacerlo … hazlo. Sólo eres tan bueno como tu palabra. Las excusas no significan nada. La gente no es estúpida.

Si sigues estos pasos, serás capaz de acercarte a tu familia y amigos para pedirles dinero sin poner en peligro la relación. Además de eso, tendrás una gran oportunidad de conseguir el dinero que necesitas.

¿Cuál fue tu experiencia recaudando dinero de la familia? ¿Te fue bien? ¿Cuáles fueron los factores críticos de éxito? ¿Qué harías diferente hoy?

La entrada Cómo pedir a tus amigos y familia un préstamo de negocios   Recently updated ! aparece primero en Ganar Dinero :: Cómo Ahorrar en Internet.