Hoy os voy a hablar de El hombre de Tollund, una de las mejores momias del mundo. El Hombre de Tollund es una de esas maravillas imposibles. En 1950 dos campesinos extraían carbón de turba en una de las numerosas turberas que existen en la zona de Jutlandia, en Dinamarca. 

Entonces se dieron cuenta de que había un cuerpo que sobresalía y decidieron sacarlo, con la sospecha de que podía ser el cuerpo de un joven desaparecido días atrás.

Sacaron el cuerpo de un hombre desnudo, solamente ataviado con un bonete de cuero y un cinturón, pero con dos cosas tremendamente llamativas: una fina soga atada al cuello, y un rostro de rasgos perfectamente marcados que transmiten sensación de paz y tranquilidad (bastante incompatible con la sospecha del asesinato).

La sorpresa de todos llegó al descubrir que el cuerpo tenía ni más ni menos que 2.200 años de antigüedad, coetáneo al mismísimo Jesucristo.

Las turberas mantienen unas condiciones anaeróbicas (carentes de oxígeno prácticamente), que no permiten la descomposición de los cuerpos orgánicos, ya que las bacterias que lo provocan no pueden sobrevivir en dichas condiciones. Esto ha hecho que se hayan encontrado numerosos cuerpos en excelente estado de conservación de los cuales probablemente el hombre de Tollund sea la estrella.

Actualmente sólo se conserva la cabeza, del cuerpo se hizo un molde en escayola, ya que las técnicas de la época no pudieron hacer mucho por la conservación del cuerpo entero.Sin embargo, lo más curioso de todo es la forma de morir de este hombre, que se cree tenía entre 30 y 40 años. A pesar de la violencia de su muerte, no se aprecia en su rostro un sólo signo de que lo padeciera, más bien parece dormido, relajado. Se descartó el suicidio por ahorcamiento por las marcas en su cuello, más horizontales que oblicuas. Parece ser que le fue aplicado una especie de garrote hasta la muerte. En su estómago se encontraron restos de lo que fue una papilla de cereales, que se ha encontrado también en cuerpos de víctimas rituales. Se especula con la posibilidad de que estas “víctimas” (probablemente voluntarias, podría tratarse de un “honor” ser elegido) fueran drogadas a tal efecto, de ahí la expresión del rostro.

También se cree que estas personas pertenecían a una clase alta, ya que sus manos y uñas están cuidadas, así como los restos de ropa que se encuentran, se puede decir que son de calidad, típicas de personas de posición acomodada.

The post El hombre de Tollund, una de las mejores momias del mundo appeared first on Segunda Realidad :: Misterio.