Modifica tus hábitos y ahorra dinero

Este artículo Modifica tus hábitos y ahorra dinero es un contenido original del Blog de Ganar Dinero :: Cómo Ahorrar en Internet

Siempre que vamos a realizar la compra de un producto o a consumir algún tipo de servicio, la pregunta que asalta nuestra cabeza es: ¿dónde puedo comprarlo al mejor precio? Obviamente siempre buscamos el ahorro para que nuestro bolsillo esté más tranquilo, con más motivo en la crisis que estamos viviendo. Para lograrlo, conviene modificar […]

Este artículo es un contenido original del Blog de Finanzas Personales

Préstamos rápidos ¿Cuál elegir?

Préstamos rápidos ¿Cuál elegir?

De sobra sabes ya si me lees habitualmente, que no soy muy amigo de los préstamos rápidos. Sin embargo, uno de los motivos por los que cree este blog, es porque no siempre viví en la situación en la que estoy ahora mismo. El motivo que me movió a aumentar mi inteligencia financiera y a […]

Este artículo es un contenido original del Blog de Finanzas Personales

Vivir desde el miedo o desde el amor :: Hábitos para la abundancia

Vivir desde el miedo o desde el amor :: Hábitos para la abundancia

https://youtu.be/Vg7xiyoXwLE Vivir desde el miedo o desde el amor :: Hábitos para la abundancia Te cuento como vivir desde la responsabilidad en lugar de hacerlo desde el victimismo o, como dice el título, como vivir desde el amor en lugar de vivir desde el miedo. Esto aunque parece que no tiene relación con las finanzas […]

Este artículo es un contenido original del Blog de Finanzas Personales

Padre Rico Padre Pobre

Padre Rico Padre Pobre fue un libro que cambió mi vida. Me enseñó muchas de las cosas que yo os enseño en este blog y me hizo profundizar en otras. Lo principal cambió mi mente y mis hábitos, y gracias a eso ahora soy quien soy y estoy donde estoy.

¿Quieres saber qué enseñan los ricos a sus hijos en relación al dinero, que las clases medias y pobres no enseñan? El autor de este libro Robert Kiyosaki (del que os he hablado bastante a lo largo del blog) decidió a la edad de nueve años, dejar atrás los consejos de su Padre Pobre, que repetía el patrón de toda clase media, “trabaja por dinero”. Mientras su Padre Rico creía y le educaba en la auto-independencia financiera que resumía en esta frase” haz que el dinero trabaje para ti”, y eso fue lo que marcó la diferencia el resto de su vida.

A partir de una serie de lecciones vas a poder transformar tu relación con el dinero y aumentar tu riqueza de forma inteligente, estable y creciente en el tiempo. Como muy bien dice el autor en el libro “el dinero sin inteligencia financiera desaparece pronto”.

Para empezar con ello, se expone una diferencia simple pero paradójicamente demasiado compleja para la mayoría de la clase media, como es, la diferencia entre activos (“algo que pone dinero en mi bolsillo”) y pasivos (“algo que saca dinero de mi bolsillo”). Creerme que os sorprenderéis con la cantidad de pasivos que tenéis equivocadamente esquematizados en vuestro haber (aunque si me leéis a menudo serán muchos menos). Entre ellos el que más enfatiza Kiyosaki es la vivienda. Tener una casa en propiedad es el sueño de muchas personas, pero lo que escapa a nuestros ojos es que no se trata de una inversión (activo), si no de un compromiso (pasivo). Os aseguro que después de leer la tesis de Robert quedaréis completamente convencidos de ello. Entre sus argumentos podéis encontrar: necesitas una vida para poder pagarla, crecen los impuestos o destruye con ejemplos el mito de que el valor de la casa siempre aumenta.

Pero si algún activo es poderoso esa es nuestra mente, bien entrenada podrá generaros mucha riqueza. Kiyosaki os explicará en su libro muy bien como dejar atrás vuestros miedos, causantes de las pérdidas de oportunidades de inversión y crecimiento económico. La clave se encuentra en desarrollar vuestra inteligencia financiera, ésta os llevará a un mundo de oportunidades que está por venir en esta nueva era, “convierta los limones en millones”.

Pincha aquí para conseguir el libro Padre Rico Padre Pobre.

Interesante es el breve recorrido por la historia de los impuestos (enemigos de la riqueza personal) y de cómo las corporaciones consiguen burlar en cierta medida y siempre dentro de la legalidad sus estrechas barreras. Por el contrario, los asalariados son el soporte principal del crecimiento estatal, el cual les garantiza una serie de prestaciones, pero que, siendo realistas, el colapso de lo público en los tiempos que corren es tal, que no nos aporta la tranquilidad de antaño. Entre estas razones el autor recomienda ocuparse de nuestro propio negocio, tomar las riendas de nuestra economía y liberarse de las ataduras estatales que tanto oprimen nuestro bolsillo.

Para esto necesitará inteligencia financiera, la cual se compone del conocimiento de las siguientes áreas: contabilidad, inversiones, conocimiento de los mercados y del marco legal. Si ya domináis todas, ¡ENHORABUENA!, porque vuestro camino ya ha comenzado, y si no tranquilos, invertir en educación y estaréis a un paso de poder empezar a andar.

Emprended trabajos en los que aunque no ganéis tanto al principio, os sirvan a largo plazo como experiencia para emprender un camino propio. No esperéis inmóviles el ansiado ascenso, porque cuando éste llegue, el nivel de vuestras deudas y créditos será mayor, y necesitaréis otro. Buscad otro segundo trabajo, aparte del que os ofrece seguridad y dinero que os enseñe otra aptitud. Para ello Kiyosaki ofrece alternativas algo más arriesgadas pero más gratificantes a largo plazo.
Una vez, hayáis comprendido todo esto y sigáis estas lecciones, no os equivoquéis, no habéis terminado, os queda una serie de obstáculos de lucha con vosotros mismos.

  • El miedo a perder dinero: No creas que los ricos no tienen miedo a perderlo, pero saben gestionar el riesgo.
  • El cinismo: No permitas que las amenazas exteriores profundicen en tu interior y el temor te impida coger oportunidades de mejorar.
  • La pereza: No te auto-convenzas de que estás demasiado ocupado como para hacer frente a todo lo que en este libro se te propone, si es que estás de acuerdo con sus afirmaciones. Para ello tener ambición es muy importante.
  • Los hábitos: Que tus hábitos no controlen tus comportamientos, ten motivaciones que te ayuden a superarte.
  • La arrogancia: Es como él explica una mezcla de ego e ignorancia. Rodéate de los mejores profesionales y abre tu mente hacia ellos, déjate asesorar, sólo equivocándote podrás aprender y seguir adelante.

Con todas las pautas y lecciones ofrecidas por Robert Kiyosaki no pienses que lo tienes todo hecho, esto es sólo la semilla necesaria para comenzar un camino diferente a la mayoría de personas. Te permitirá escapar de las ataduras que no te dejan crecer financieramente, es decir, que no te dejan salir de la “carrera de ratas”. Elije a tus amigos cuidadosamente, no te estanques en una única fórmula, págate a ti primero, compra lujos una vez ganes el dinero y no antes, enseña y recibirás, ten tus propios héroes… Son algunas de las últimas recomendaciones en las que profundiza el libro. Y por si esto te parece poco, en el capítulo diez encontrarás pautas referidas a acciones concretas que te serán muy útiles y fáciles de realizar.

No te tomes este libro como una crítica al sistema educativo o a la clase media, aunque Kiyosaki ponga al descubierto sus deficiencias en formación financiera para las futuras generaciones. No lo leas como una auto-biografía de alguien que gracias a los consejos de su “Padre Rico” consiguió ser una persona con muy altos ingresos y que pudo jubilarse a los cuarenta y siete años. Abre tu mente, haz auto-crítica y si quieres de una vez despertar al “genio financiero” que llevas dentro, síguelo atentamente y dejarás de soñar con ser rico, porque descubrirás que realmente puedes llegar a serlo.

Pincha aquí para conseguir el libro Padre Rico Padre Pobre.

La entrada Padre Rico Padre Pobre aparece primero en Ganar Dinero :: Cómo Ahorrar en Internet.

Mira tus hábitos de gasto

Hay un dicho en Inglaterra que he oído en más de una ocasión; “Cuida los centavos y las libras se cuidarán solas”. La implicación es que cuando se trata de la creación de riqueza, ver tus hábitos de gastos, prestando atención a los pequeños gastos es el hábito que tendrá el mayor impacto sobre si llegas a alcanzar tus metas financieras.

“Son los pequeños detalles los que son vitales. Las pequeñas cosas hacen grandes cosas. “: John Wooden

Si has leído algunos de los mensajes que he escrito para jubilarse feliz es probable que hayas caído en el hecho de que estoy un poquito fanático con la idea de dar un propósito a tu dinero. El dinero sin propósito tiene la costumbre de irse a la deriva y convertirse en los zapatos o el café con leche o alguna otra compra espontánea y es sorprendente lo rápido que aquellas pequeñas compras suman a una cantidad significativa de dinero.

¿Lo recogerías?

A veces esas pequeñas cantidades no parecen merecer la pena salvarlas, pero La regla del dinero de Gail Vaz-Oxlade # 229: ¿Lo recogerías? pone las cosas en perspectiva haciendo la pregunta “si vieses un poco de dinero tirado en la acera, ¿lo recogerías? “Es probable que, si se trataba de uno o dos euros, un dólar o un dolar canadiense lo harías y si era un billete de 5 €, 10 € o 20 € definitivamente lo recogerías.

Yo escribí un post hace unos meses acerca de la creación de dinero solo reinventando tus hábitos de gastos, pero no debemos prestar atención sólo a nuestras pequeñas compras. Lo más probable es que haya una serie de lugares en nuestros gastos mensuales regulares donde estamos pagando más de lo que necesitamos e invertir un poco de tiempo en la reducción de estos gastos puede conducir a grandes recompensas.

Revisa tus estados de cuentas

Con demasiada frecuencia, cuando viene un estado de cuentas bancario o una factura, nos fijamos en el equilibrio o la cantidad que debemos, pero no buscamos necesariamente la forma de calcular los cargos. Ya se trate de un estado de cuentas bancaria o una cuenta de la TV por satélite, hay un montón de oportunidades para que las organizaciones de pago incluyan los pagos atrasados ​​o la utilización de servicios que no están incluidos en nuestro paquete de servicio normal. Esas tasas pueden subir, sobre todo las más pequeñas, como los cargos por uso de cajero automático de otro banco o por hacer más transacciones de las que permite tu cuota mensual de servicio.

Tengo un cliente que estaba pagando 20- 30 € cada mes porque estaba usando el cajero automático en su edificio de oficinas para retirar dinero en efectivo en lugar de caminar por la calle hasta su banco (con el teléfono es peor). La tarifa nominal por transacción 1.50 € se sumó con el tiempo y cuando se dio cuenta le estaba costando más de 200 €/año por lo que no fue difícil para él cambiar el hábito. La ventaja añadida es que retiraba la mayoría del dinero en efectivo para la compra de alimentos de impulso; tener que caminar un poco más para conseguir el dinero le hizo dudar de si realmente necesitaba gastarlo lo que ¡le ahorró  aún más! Echa un vistazo más de cerca a tus estados de cuentas y toma nota de cualquier cargo adicional que te cobraran extendido en el tiempo, es posible que te sorprendas de cuánto podrías ahorrar con un cambio de hábito o de un cambio de paquete.

Eliminar protecciones innecesarias

Si tienes una tarjeta de crédito o una línea de crédito posiblemente puedes estar pagando por algún tipo de protección de crédito que solo pretende pagar tu saldo si tu mueres o cubrir tus pagos mínimos si enfermas. A menudo, estos productos son para eliminar en lugar de para añadir, lo que significa que son aplicados automáticamente a menos que marques una casilla para eliminarlos al completar el formulario de solicitud. Las primas se basan generalmente en la cantidad que debes y están calculados mensualmente; por lo que a menudo parecen bajas, pero 0.40 €/por 100 € pronto van sumando cuando el crédito es alto, especialmente si tienes esta protección en diferentes productos. Si tienes un seguro de vida y un fondo de tranquilidad hay una buena probabilidad de que estés pagando por una protección que no es necesaria. Si no tienes seguro de vida, entonces echa un vistazo a cómo el pago mensual de una política a pequeño plazo se compara con la cantidad que estás pagando en la protección del crédito. Podrías ahorrar un poco de dinero y estarás mejor protegido en caso de que algo te suceda.

Noticia relacionada:   ¿Estás protegido de un desastre financiero?

Llama a tu proveedor de servicios y negocia

La retención de clientes es importante para los proveedores de servicios y su hábito de atraer a nuevos clientes con incentivos y ofertas de servicios ofrece a los clientes existentes un montón de espacio para negociar. Si estás dispuesto a pasar algún tiempo en el teléfono con el servicio al cliente hay una buena probabilidad de que puedas reducir tus costos mensuales de TV por satélite, redes inalámbricas o Internet o de conseguir más beneficios por la misma cuota mensual, especialmente si estás abierto a irte de tu proveedor actual y llevar tu negocio a un competidor. los planes y ofertas están cambiando constantemente, así que si has estado con el mismo proveedor por un tiempo, hay una buena probabilidad de que haya una mejor oferta disponible.

Mira tus hábitos de gasto

Pienso que a menudo son las estrategias simples acerca de tus hábitos de gastos las más eficaces cuando se trata de reducir los gastos, el ahorro de dinero y la creación de riqueza. Un ahorro de 10 € puede no parecer mucho, pero es probable que, si viste 10 € en el suelo, ¡Los recogerías! Esas pequeñas cantidades pueden hacer una sorprendentemente gran diferencia en tu flujo de caja mensual y esa diferencia se acrecienta con el tiempo. Tu trabajas duro por tu dinero y debes trabajar duro para ti en lugar de hacerlo para tu vendedor o prestador de servicios favorito. Si tienes algunas estrategias para reducir las tasas o para conseguir un mejor trato de un proveedor de servicio u otros hábitos de consumo, házmelo saber, me encantaría escucharlos!

La entrada Mira tus hábitos de gasto aparece primero en Ganar Dinero :: Cómo Ahorrar en Internet.