La entrada Los peligros del sol aparece primero en Summarios.

Siempre se ha dicho que hay que protegerse del sol para evitar quemaduras y enfermedades como el cáncer de piel. Pero lo que no se dice tanto es que, con la capa de ozono tan débil como está hoy en día, hay que protegerse aún más. Ahora que ya empieza a picar el sol, y llegando el fin de semana, es cuando aprovecha la gente para irse a la playa, por lo que os vamos a dar unos sencillos consejos para que tengáis un bonito y saludable bronceado.

  • Evitar tomar el sol en hora punta. Ya sabéis, a mediodía. Entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde. El sol está en su punto más alto, por lo que si hay que salir a la calle, se debe procurar ir por las sombras. Incluso en días nublados el sol ataca más fuerte a esas horas.
  • Protector solar, SIEMPRE. No sólo debemos aplicarlo un rato antes de empezar a tomar el sol, sino que hay que ir aplicándose la crema cada 2 o 3 horas para una perfecta protección. Hay que tener en cuenta que cuando salimos a la calle o vamos en coche el sol sigue estando ahí, por lo que también debemos protegernos. Es importante aplicarse crema solar cada vez que salgamos de casa, sería bueno introducir esto en nuestra rutina diaria. Además, si estamos en movimiento el bronceado es más uniforme.
  • No sólo usar protector corporal. También existe crema y sprays solares para el rostro y pelo. La piel facial es más sensible a la del resto del cuerpo, por lo que es importante protegerla.
  • Tengamos en cuenta la salud. Si no protegemos nuestra piel correctamente, envejecerá prematuramente, ya que el sol reseca la piel y tenemos un riesgo bastante importante a tener cáncer de piel. Además, en mujeres embarazadas pueden salir manchas que tardan mucho tiempo en eliminarse.
  • Mira el reloj. El tiempo de exposición es importante tenerlo siempre en cuenta. Si vamos a tomar el sol debemos hacerlo progresivamente, alargándolo hasta un máximo de 2 horas.

Y cuando terminemos de tomar el sol…

Es importante, cuando lleguemos a casa después de cualquier exposición al sol, tomar una ducha. Refrescará, hidratará y aliviará la piel. No estaría de más aplicar crema hidratante y un buen after sun para terminar de reparar la piel.

Tomar el sol no es una actividad que se deba tomar a la ligera. Es gratis, se suelen obtener buenos resultados y relaja, además de que todo el mundo puede hacerlo, pero no debemos jugar con nuestra salud. Si vais a la playa o a la piscina este fin de semana  no os queméis, y sobretodo pasadlo bien

La entrada Los peligros del sol aparece primero en Summarios.