Padre Rico Padre Pobre

Padre Rico Padre Pobre fue un libro que cambió mi vida. Me enseñó muchas de las cosas que yo os enseño en este blog y me hizo profundizar en otras. Lo principal cambió mi mente y mis hábitos, y gracias a eso ahora soy quien soy y estoy donde estoy.

¿Quieres saber qué enseñan los ricos a sus hijos en relación al dinero, que las clases medias y pobres no enseñan? El autor de este libro Robert Kiyosaki (del que os he hablado bastante a lo largo del blog) decidió a la edad de nueve años, dejar atrás los consejos de su Padre Pobre, que repetía el patrón de toda clase media, “trabaja por dinero”. Mientras su Padre Rico creía y le educaba en la auto-independencia financiera que resumía en esta frase” haz que el dinero trabaje para ti”, y eso fue lo que marcó la diferencia el resto de su vida.

A partir de una serie de lecciones vas a poder transformar tu relación con el dinero y aumentar tu riqueza de forma inteligente, estable y creciente en el tiempo. Como muy bien dice el autor en el libro “el dinero sin inteligencia financiera desaparece pronto”.

Para empezar con ello, se expone una diferencia simple pero paradójicamente demasiado compleja para la mayoría de la clase media, como es, la diferencia entre activos (“algo que pone dinero en mi bolsillo”) y pasivos (“algo que saca dinero de mi bolsillo”). Creerme que os sorprenderéis con la cantidad de pasivos que tenéis equivocadamente esquematizados en vuestro haber (aunque si me leéis a menudo serán muchos menos). Entre ellos el que más enfatiza Kiyosaki es la vivienda. Tener una casa en propiedad es el sueño de muchas personas, pero lo que escapa a nuestros ojos es que no se trata de una inversión (activo), si no de un compromiso (pasivo). Os aseguro que después de leer la tesis de Robert quedaréis completamente convencidos de ello. Entre sus argumentos podéis encontrar: necesitas una vida para poder pagarla, crecen los impuestos o destruye con ejemplos el mito de que el valor de la casa siempre aumenta.

Pero si algún activo es poderoso esa es nuestra mente, bien entrenada podrá generaros mucha riqueza. Kiyosaki os explicará en su libro muy bien como dejar atrás vuestros miedos, causantes de las pérdidas de oportunidades de inversión y crecimiento económico. La clave se encuentra en desarrollar vuestra inteligencia financiera, ésta os llevará a un mundo de oportunidades que está por venir en esta nueva era, “convierta los limones en millones”.

Pincha aquí para conseguir el libro Padre Rico Padre Pobre.

Interesante es el breve recorrido por la historia de los impuestos (enemigos de la riqueza personal) y de cómo las corporaciones consiguen burlar en cierta medida y siempre dentro de la legalidad sus estrechas barreras. Por el contrario, los asalariados son el soporte principal del crecimiento estatal, el cual les garantiza una serie de prestaciones, pero que, siendo realistas, el colapso de lo público en los tiempos que corren es tal, que no nos aporta la tranquilidad de antaño. Entre estas razones el autor recomienda ocuparse de nuestro propio negocio, tomar las riendas de nuestra economía y liberarse de las ataduras estatales que tanto oprimen nuestro bolsillo.

Para esto necesitará inteligencia financiera, la cual se compone del conocimiento de las siguientes áreas: contabilidad, inversiones, conocimiento de los mercados y del marco legal. Si ya domináis todas, ¡ENHORABUENA!, porque vuestro camino ya ha comenzado, y si no tranquilos, invertir en educación y estaréis a un paso de poder empezar a andar.

Emprended trabajos en los que aunque no ganéis tanto al principio, os sirvan a largo plazo como experiencia para emprender un camino propio. No esperéis inmóviles el ansiado ascenso, porque cuando éste llegue, el nivel de vuestras deudas y créditos será mayor, y necesitaréis otro. Buscad otro segundo trabajo, aparte del que os ofrece seguridad y dinero que os enseñe otra aptitud. Para ello Kiyosaki ofrece alternativas algo más arriesgadas pero más gratificantes a largo plazo.
Una vez, hayáis comprendido todo esto y sigáis estas lecciones, no os equivoquéis, no habéis terminado, os queda una serie de obstáculos de lucha con vosotros mismos.

  • El miedo a perder dinero: No creas que los ricos no tienen miedo a perderlo, pero saben gestionar el riesgo.
  • El cinismo: No permitas que las amenazas exteriores profundicen en tu interior y el temor te impida coger oportunidades de mejorar.
  • La pereza: No te auto-convenzas de que estás demasiado ocupado como para hacer frente a todo lo que en este libro se te propone, si es que estás de acuerdo con sus afirmaciones. Para ello tener ambición es muy importante.
  • Los hábitos: Que tus hábitos no controlen tus comportamientos, ten motivaciones que te ayuden a superarte.
  • La arrogancia: Es como él explica una mezcla de ego e ignorancia. Rodéate de los mejores profesionales y abre tu mente hacia ellos, déjate asesorar, sólo equivocándote podrás aprender y seguir adelante.

Con todas las pautas y lecciones ofrecidas por Robert Kiyosaki no pienses que lo tienes todo hecho, esto es sólo la semilla necesaria para comenzar un camino diferente a la mayoría de personas. Te permitirá escapar de las ataduras que no te dejan crecer financieramente, es decir, que no te dejan salir de la “carrera de ratas”. Elije a tus amigos cuidadosamente, no te estanques en una única fórmula, págate a ti primero, compra lujos una vez ganes el dinero y no antes, enseña y recibirás, ten tus propios héroes… Son algunas de las últimas recomendaciones en las que profundiza el libro. Y por si esto te parece poco, en el capítulo diez encontrarás pautas referidas a acciones concretas que te serán muy útiles y fáciles de realizar.

No te tomes este libro como una crítica al sistema educativo o a la clase media, aunque Kiyosaki ponga al descubierto sus deficiencias en formación financiera para las futuras generaciones. No lo leas como una auto-biografía de alguien que gracias a los consejos de su “Padre Rico” consiguió ser una persona con muy altos ingresos y que pudo jubilarse a los cuarenta y siete años. Abre tu mente, haz auto-crítica y si quieres de una vez despertar al “genio financiero” que llevas dentro, síguelo atentamente y dejarás de soñar con ser rico, porque descubrirás que realmente puedes llegar a serlo.

Pincha aquí para conseguir el libro Padre Rico Padre Pobre.

La entrada Padre Rico Padre Pobre aparece primero en Ganar Dinero :: Cómo Ahorrar en Internet.