Una buena forma de ahorrar tiempo después de una nueva instalación.